Nuestras Creencias – Español

La Iglesia Metodista Unida Central es una congregación reconciliadora y plenamente inclusive.

Tenemos una comprensión teológica de que Jesús, en su esencia, daba la bienvenida, abrazaba, curaba, y amaba a todo el mundo sin condiciones.

Estamos comprometidos con la creación de una comunidad de gracia donde todos se sienten completamente bienvenidos, no importa su edad, estado social, condición económica, raza, orientación sexual, o habilidad mental.

Consideramos que todas las personas son de valor sagrado y damos la bienvenida a todo persona que viene acá buscando el amor de Dios.  Damos la bienvenida a la comunidad homosexual sin esperanza de que cambien.

Celebramos la manera única en que cada persona revela el amor de Dios en este mundo.


Compartimos una herencia común con otros Cristianos.

– Creemos que Dios, nuestro Creador y Sostenedor, tiene misericordia y amor para con todo el mundo.

– Creemos que el Cristo Jesús la esencia de un Dios amante fue perfectamente revelado a nosotros.  En Él podemos experimentar la gracia de Dios y pasar por una transformación del corazón.

– La Iglesia Metodista Unida no es una iglesia de credos que require que sus miembros acepten un sistema detallado de creencias.  No obstante, esto no quiere decir que no estamos comprometidos con las doctrinas Cristianos básicas.

– Honramos a la Biblia como nuestra fuente principal de las creencias Cristianas.  Creemos que es de mucha ayuda leer las Escrituras como están iluminadas por la luz de tradición eclesial y la experiencia personal y como están confirmados por la razón nuestra que es dada por Dios.  Una interpretación literal de la Biblia no se require para recibir el mensaje de la verdad contenido en sus páginas.

– Creemos en la bondad inherente de cada persona como nació, y que los seres humanas son capaces de crecer en la bondad, a belleza la verdad, y la santidad.  

– Damos gracias que Dios ha mostrado su preocupación y amor para con toda la Creación, incluyendo a nosotros por proporcionar todo lo que se necesita en esa tierra para sostenimiento y gozo.  Somos llamados ser mayordomos agradecidos de la Creación continúa del Señor.